17. SENTILO: Una plataforma de sensores abierta a las ciudades

"Con la apertura de la plataforma Sentilo se quería maximizar su uso y dejar espacio a diferentes modelos de negocio."
"Con una inversión pública inicial y abriendo la solución, se asegura la mejora continua de la plataforma, el aumento de oferta de productos y servicios que pueden interactuar y la creación de un espacio de intercambio de ideas y experiencias que beneficia a un mayor número de ciudadanos."

Cuando en 2011 empezaba a tomar fuerza los conceptos de ciudad inteligente (smart city) y de internet de las cosas, el Ayuntamiento de Barcelona creyó que una plataforma de gestión de sensores debía ser parte relevante de la arquitectura TIC de la ciudad. El Instituto Municipal de Informática (IMI) conceptualizó y diseñó un primer diagrama de bloques funcionales y, en colaboración con diferentes empresas del sector TIC, evolucionó y se desarrolló una primera versión de la plataforma que estuvo disponible para una prueba de concepto el verano del 2013.
El IMI tiene casi 50 años de experiencia en el desarrollo de soluciones TIC para la gestión de ámbitos en los que las soluciones de mercado no existen o no se adaptan a las necesidades de Barcelona. Con este bagaje están claras las ventajas y los inconvenientes del mantenimiento de soluciones propias y, en el momento de plantear la continuidad y la sostenibilidad de la plataforma de sensores se valoró, por primera vez, la opción de abrir la plataforma como código libre y abierto.

La sensorización de ciudades1 era un tema nuevo, emergente, inmaduro y lleno de incógnitas y la creación de una comunidad para el desarrollo colaborativo permitía la aportación de otras ciudades interesadas en esta nueva herramienta de gobernanza, el enriquecimiento del código y el establecimiento de estándares de facto de comunicación de sensores con la plataforma.

Con asesoramiento legal experto se concluyó que la apertura de la plataforma debía ser con la licencia más laxa posible, EUPL 1.1 y LGPL3 dado que se quería el máximo uso de la plataforma y dejar espacio a diferentes modelos de negocio. La arquitectura de la plataforma, basada en un núcleo sencillo al que se pueden conectar módulos con diferentes funcionalidades, permite que en una instalación convivan simultáneamente módulos libres con módulos licenciados, de manera que se facilita la oferta de productos compatibles.

Sentilo significa ‘sensor’ en esperanto, y este fue el nombre escogido para la plataforma y para la web de la comunidad (www.sentilo.io), donde cualquiera que esté interesado puede encontrar toda la información. Las primeras ciudades que lo utilizaron fueron Reus, Terrassa y Cambrils. Pasado un año, en noviembre de 2014, se presentaron los estatutos de la comunidad y se constituyeron los órganos de gobierno, dando pie a que la plataforma fuera de interés para ciudades como Auckland, Greenwich… Actualmente Sentilo se utiliza en la Diputación de Barcelona que la ha convertido en multientidad; en Terrassa que ha aportado la posibilidad de integrar sensores móviles; en la Agencia Catalana del Agua, Cambrils, Tarragona, Dubai, y sabemos del interés de Montevideo y Abu Dhabi. También hay empresas que la han incorporado en sus productos.

Después de esta experiencia tan positiva, este es un camino claro que las administraciones públicas deben seguir. Con una inversión pública inicial y abriendo la solución, se asegura la mejora continua de la plataforma, el aumento en la oferta de productos y servicios que pueden

interactuar y la creación de un espacio de intercambio de ideas y experiencias que beneficia a un número más elevado de ciudadanos.

La sensorización de ciudades consiste en colocar, en diversos puntos de la ciudad, unos dispositivos que den información sobre diversos temas, como por ejemplo la afluencia de tráfico, el nivel de contaminación o el estado de riego de un parque público, para obtener información que ayude a la Administración a tomar medidas sobre la base de datos fehacientes.

 

Jordi Cirera

Jordi Cirera es Ingeniero en Informática por la UPC y ha cursado un máster de Gestión de las Tecnologías de la Información en La Salle. Trabaja en el Instituto Municipal de Informática desde el año 1987, donde ha desarrollado tareas de desarrollo de software, responsable TIC de Guardia Urbana y Bomberos, Jefe de Operaciones y Director de proyectos de Ciudades Inteligentes. Actualmente es el responsable TIC de Medio Ambiente y Servicios Urbanos. En los últimos años ha estado al frente del proyecto de Plataforma de Sensores y Actuadores de Barcelona, Sentilo, y ha liderado la creación de la Comunidad de Código Abierto que le da soporte. También ha sido Project Coordinator del proyecto europeo iCity