15. Beneficios del software libre en la Administración local

"El software libre es técnicamente viable porque permite reaprovechar proyectos libres existentes."
" El software libre es económicamente sostenible porque elimina posibles licencias de uso y recorta costes."
"El software libre es socialmente justo porque garantiza los derechos fundamentales de la ciudadanía."
"El software libre representa los valores de libertad, transparencia y participación."

El software libre es “técnicamente viable, económicamente sostenible y socialmente justo”. Así lo afirma Jordi Mas en su libro homónimo (Colección “Manuals i Formularis”, 15). Pero, ¿qué beneficios concretos tiene en la Administración local?

El software libre es técnicamente viable porque permite reaprovechar proyectos libres existentes, gracias a la reducción del esfuerzo de implementación para cubrir necesidades propias. Cualquier empresa informática, con independencia de su tamaño, depende en mayor o menor medida del software libre. Que la Administración local haga uso directamente es un paso lógico.

La libertad de escoger herramientas también significa libertad del proveedor para su mantenimiento y desarrollo. Trabajar con formatos y estándares abiertos permite no depender de una gran empresa y tener acceso siempre a la información generada.

Participar directamente en la comunidad da acceso a conocimientos consolidados de otras entidades, pudiendo contribuir con documentación, código o compartiendo experiencias implementando el proyecto en la administración.

Como hemos visto, el software libre es económicamente sostenible porque elimina posibles licencias de uso y recorta costes. Esta reducción no quiere decir una pérdida de calidad ni de seguridad. Al contrario, puede hacer viables proyectos que con software propietario no son posibles, y mantener los sistemas actualizados y protegidos al menor coste posible.

El ahorro se puede reinvertir en hardware adecuado para las nuevas herramientas o a partidas que necesiten recursos adicionales. Así, la administración local muestra responsabilidad hacia el dinero público y ejerce una gestión responsable.

Con la libertad de escoger proveedor sin restricciones, se puede potenciar la reinversión del dinero público en el territorio favoreciendo la economía de proximidad, generando un círculo virtuoso donde cualquier pyme, cooperativa y autónomo puede ofrecer sus servicios en igualdad de condiciones. En un país donde el 90% de las empresas son pequeñas y medianas empresas, esto abre un abanico de posibilidades muy amplio.

También permite escoger la gestión municipal de la infraestructura informática sin necesitar especializaciones en herramientas privativas a alto coste. La oferta laboral generada, pública o privada, será accesible a más profesionales del territorio.

Y el software libre es socialmente justo porque garantiza los derechos fundamentales de la ciudadanía. El acceso al código fuente y su control colectivo ayuda a saber qué hace y auditar que no tenga ninguna puerta trasera o vulnerabilidad de seguridad.

La privacidad y seguridad de los datos están aseguradas. Después de las revelaciones de Snowden, las instituciones deben ver, como apunta Evgeny Morozov, “la privacidad como un bien común, como un recurso público que se agota cuanta más gente la trata sin cuidado o la abandona sin pensárselo demasiado”.

El software libre representa los valores de libertad, transparencia y participación. La administración local puede recuperar la proximidad con la ciudadanía si basa su actividad en estos valores; permitiendo participar siempre, rindiendo cuentas proactivamente y no sacrificando su libertad como institución popular. Con el software privativo, estos beneficios no existen o exigen costes económicos y sociales superiores.

Hay otros motivos para implementar el software libre, pero solo con los que se han mencionado, la Administración local tiene razones poderosas para priorizar su uso.
Como dice Richard Stallman, fundador del movimiento del software libre, hace falta software libre para una sociedad libre.

 

Dario Castañé

@im_dario (Barcelona, 1985) es profesional de TIC, político y activista del software y cultura libre. Desde 2015 es regidor de Igualada por la confluencia Decidim Igualada, como miembro de Pirates de Catalunya.

Creador del directorio de cultura libre Qomun, activo hasta 2014. Colaborador técnico de Multireferendum y Referéndum Real Ya. Desarrollador de software libre https://dario.im/