12. ¿Por qué la administración tendría que utilizar FOSS?

"El software libre se construye sobre la base de los estándares que garantizan la independencia tecnológica y la interoperabilidad."
"Los nuevos tiempos requieren agilidad, flexibilidad y capacidad de innovación y el software libre es una pieza clave para lograrlo."

Actualmente el software libre (Free Open Source Software, FOSS) es lo bastante maduro como para que la administración pública lo adopte en su día a día. Abrazar el software libre no es únicamente utilizar un software gratuito y/o a la creación del cual podemos acceder, sino que en el caso concreto de la Administración aporta mucho más.

Trabajar con FOSS tiene la ventaja que garantiza una total transparencia: sabemos qué hace, cómo se hace, quién lo hace y cuándo se hace. El hecho de que el código sea abierto y que todo el mundo pueda tener acceso hace que muchas más personas velen por su robustez, estabilidad, integridad y seguridad.

El software libre es estándar. Siempre es el primero en adaptar los estándares. No son necesarias costosas y complejas actualizaciones para adaptar el software a lo que exige la normativa: el software libre se construye sobre la base de los estándares que garantizan la independencia tecnológica y la interoperabilidad.

Muchas administraciones dependen de soluciones informáticas que pagan a un precio muy por encima del precio de mercado. Existen soluciones basadas en software libre para cualquier escenario. Y en el caso de que no se adaptase totalmente a lo que necesita la administración, se puede personalizar, ya que el código de cómo se ha hecho, es público. Además, en la gran mayoría de los casos, el coste de adaptar el software libre es sensiblemente inferior a los precios que se pagan por soluciones privadas.

Utilizar FOSS evita el denominado lock-in, que no es más que ligarse y depender de un único proveedor y de su solución. En otras palabras, el FOSS es independiente del proveedor. Con el FOSS, si un proveedor cierra o no da un buen servicio, se puede buscar otro, proporcionarle las fuentes y que éste se encargue del desarrollo y del soporte en el punto donde el primero lo dejó.

El hecho que la administración utilice software libre debería ser ejemplarizante para el resto de la sociedad. ¿Por qué no puedo utilizar las mismas herramientas que usa la Administración en casa, en la escuela, en la empresa o en una entidad? ¿Por qué no utilizar las herramientas que ha creado nuestra administración? ¿Por qué no participar en el desarrollo y mejora de sus herramientas informáticas?

Que la Administración dé el paso y utilice software libre requiere de un ecosistema de empresas de servicios, conocimiento, desarrollo, soporte y formación. Una demanda que puede llevar a la creación de nuevas empresas para dar salida a estas necesidades.

El FOSS supone un cambio en el paradigma de cómo se entiende hoy en día la informática. Los modelos de las empresas informáticas tradicionales están obsoletos y curiosamente son éstas las que se benefician de los grandes contratos con la Administración. Los nuevos tiempos requieren agilidad, flexibilidad y capacidad de innovación para cubrir las necesidades cambiantes de nuestra sociedad (incluyendo la Administración) y el software libre es una pieza clave para conseguirlo.

 

AUTOR

Andrés Hidalgo Aragón se dedica a instalar y mantener soluciones de software libre para empresas y escuelas desde el año 1999. Formador de administradores/as de sistemas GNU/Linux y programadores/as. Lleva muchos años trabajando en el mantenimiento en línea del Archivo Digital de Canovelles. Regidor de ICV en el Ayuntamiento de La Roca del Vallés