5. Software libre y de código abierto

"El software libre se ha consolidado como una alternativa, técnicamente viable y económicamente sostenible, al software de licencia propietaria"

¿Qué es el FOSS?

En los inicios, el software era libre y la gente compartía el código fuente, las mejoras y los avances del software. Todo esto era antes de que llegara la industria del software.

Fue a principios de los años setenta cuando las empresas se dieron cuenta que el software se podía vender y empezaron a cerrar el acceso al código fuente. Así, poco a poco, tener acceso al código fuente del programa y otras libertades que hasta ese momento eran comunes, fueron desapareciendo progresivamente y, con ellas, la libertad de los usuarios. Era el inicio del software privativo.

Cuando compramos un programa, si leemos la licencia veremos que únicamente hemos comprado el derecho de uso para un número de máquinas reducido. El programa no es nuestro y no lo podemos regalar para que otra persona lo instale en su equipo.

Muchas personas de todo el mundo estamos convencidos que cuando compartimos y trabajamos en comunidad avanzamos más y por eso nació el concepto de software libre, explicado por Richard M. Stallman en el Manifiesto GNU, el punto de partida del proyecto para hacer un sistema operativo libre y amparado con la licencia GPL.

El software libre

El software libre es el que cumple las cuatro libertades del software tal como lo define la Free Software Foundation organización que lleva adelante el proyecto de Richard M. Stallman:

  1. La libertad de ejecutar el programa para cualquier propósito (libertad 0).
  2. La libertad de ver cómo funciona el programa y adaptarlo a las propias necesidades (libertad 1). El acceso al código fuente es un requisito.
  3. La libertad de redistribuir copias (libertad 2)
  4. La libertad de mejorar el programa y de distribuirlo de nuevo con las mejoras realizadas, para que toda la comunidad se pueda beneficiar (libertad 3). Igual que en la libertad 1, el acceso al código fuente es un requisito.

Con la llegada de Internet, el software libre se ha consolidado como alternativa, técnicamente viable y económicamente sostenible, al software de licencia propietaria. Contrariamente a lo que se cree, grandes empresas informáticas como IBM, Sun y Apple, dan soporte financiero y comercial al software libre. Por ejemplo, actualmente IBM permite la ejecución de Linux en sus grandes ordenadores, y las nuevas versiones del sistema operativo de los ordenadores Apple (Mac OS X) están basadas en software libre (FreeBSD).

Software libre versus código abierto

Muchas personas confunden estos dos conceptos, a pesar que tienen diferentes valores, filosofía e historia. Realmente la diferencia más significativa está en que el código abierto es la metodología de desarrollo, mientras que el software libre es más un movimiento social, asociado a una ética y una moral en cuanto al desarrollo de software. Como las ventajas técnicas no están tanto en el precio como en la capacidad de acceder al código fuente; la OSI (Open Source Initiative) puso énfasis en este hecho, llamándolo código abierto.

El movimiento de código abierto está prioritariamente relacionado con hacer un “software mejor” e intenta convencer a las empresas que pueden obtener beneficios respetando la libertad de sus usuarios, intercambiando y compartiendo sus programas, independientemente de que el software resultante pueda acabar siendo semigratuito o incluso propietario. Y esto es una cosa que el software libre rechaza.

El movimiento de software libre, que está más relacionado con la libertad, pone el énfasis en que todos los programadores tienen la obligación ética de respetar las libertades básicas del software para el resto de personas. Los defensores del software libre encuentran demasiado restrictivas ciertas cláusulas que contiene el código abierto. Es por esto que Eric Raymond, líder filosófico del movimiento de código abierto, cree que en cuanto los seguidores del software libre oyen la palabra libertad, salen huyendo.

La filosofía del software libre y el código abierto se puede aplicar al mundo más allá del software. El software libre y el código abierto no solo es una forma de desarrollar software, sino también una actitud. Proyectos como el de Cultura libre, liderado por Lawrence Lessig, aboga por la elaboración y difusión de la cultura de acuerdo con unos principios de libertad equiparables a los del software libre, donde los conceptos de participar con otros, colaborar de manera transparente y contribuir al desarrollo de la comunidad, son habituales. Estos principios también son la base del gobierno abierto.

Josep Gallart

@josepgallart es difusor del software libre y realiza cursos, charlas y presentaciones. Es speaker de la comunidad de usuarios de UBUNTU en catalán y Insider de la empresa Canonical. Como militante de ERC lleva la Secretaría y Vocalía de Software libre y conocimiento abierto dentro de la Sectorial de la Sociedad de la Información