3. FOSS y la sociedad

"Abierto, comunidad, libre, reutilizar, colaborar ... son las palabras que utilizamos para hablar del software libre. Son palabras que definen también nuestra sociedad."
"El software libre y de código abierto llega hoy a la madurez y nos abre enormes posibilidades que como sociedad tenemos que aprovechar."

El/la enxaneta1 levanta el brazo y corona el castillo más alto jamás levantado. Se siente privilegiado individualmente y parte del trabajo colaborativo de la colla2. Nuestra sociedad siempre ha tenido conciencia constructiva: castellers3, corales, sardanas… La colaboración está en nuestro ADN. Como en el ámbito cultural, en el social y en profesional, colaborar nos hace fuertes, evolutivos y competentes.

El código libre no es más que la representación de esta evolución en los ámbitos más interprofesionales. Una visualización de cómo una sociedad abierta al progreso raciona y gestiona su riqueza de forma responsable y con valentía admirable, sin tener miedo a los pequeños cambios y con ganas de mejorar en todos los campos.

Nuestra sociedad sigue evolucionando como siempre lo ha hecho. Con ella, su gente, su cultura, e intrínsecamente, sus instituciones buscan nuevas formas de convivir y de adaptarse a las nuevas corrientes y pensamientos sociales. En consecuencia, esta sociedad del nuevo siglo tiene la gran responsabilidad de ser reactiva a nuevas posibilidades y alternativas de crecimiento.

El código libre se presenta como una opción justa y revolucionaria. En un momento histórico donde parece que el ahorro como concepto está grabado a fuego en todo lo que nos rodea, y donde la participación ciudadana es parte elemental de cualquier mensaje político neodemócrata, plantear la posibilidad de dejar de usar software privativo y empezar a usar de forma abierta y libre software que los ciudadanos han creado de base, podría marcar la diferencia.

El código libre también se presenta como una de las mejores opciones para democratizar la distribución del conocimiento que la misma masa social genera en su día a día. Una forma transparente, escalable y ordenada de trabajar para adquirir el nivel de excelencia que nos merecemos y que deseamos.

Finalmente, el código libre nos describe una serie de valores y estrategias que debemos seguir para construir una arquitectura institucional donde se haga participe a todos y cada uno de los ciudadanos. El siguiente mensaje es un clamor:

“Hemos decidido que la transparencia es el medio más adecuado para el camino que queremos emprender, y nosotros, los líderes y las instituciones de este país, iniciaremos junto contigo este camino de cambio. Puedes formar parte tanto como quieras”

¿No parece la mejor opción dadas las circunstancias? Seguro que sí. Esta sería la opción que los ciudadanos escogeríamos si nos preguntaran. Y es que la gente queremos ver movimientos y acciones adaptadas a nuestra realidad y manera de ser y, de paso, demostrar al mundo que desde aquí podemos llevar a cabo acciones punteras, también en el ámbito del software.

Abierto, comunidad, libre, reutilizar, colaborar… son las palabras que utilizamos para hablar de software libre, ¡son palabras que definen también nuestra sociedad!

En el mundo actual, donde el cambio forma parte de nuestro día a día, debemos estar atentos a la evolución de la tecnología y de la sociedad, y a las instituciones que se generan entre ellas y que hacen exponenciales los cambios y también las nuevas posibilidades y oportunidades. Dentro de este contexto el software libre y de código abierto llega hoy a la madurez y nos abre enormes posibilidades que como sociedad debemos aprovechar.

Ahora es nuestro momento.

1 Enxaneta: Niño o niña que culmina el castell (castillo), el que sube más arriba. Generalmente asciende por un lado del castell y desciende por el otro lado. Tiene que ser pequeño, pero con las piernas bastante largas como para poder atravesar por encima del aixecador (levantador) sin llevárselo.
2Colla: Número de personas reunidas deliberadamente para un fin.
3Castellers: personas que participan en la construcción de castillos humanos.

MARC MORERA

Emprendedor open source de afición y soñador de profesión. Desde hace unos años, centrado en todo lo que envuelve el proyecto Symfony, desde el mismo código hasta la comunidad de Symfony Barcelona, una de las más activas del ecosistema. Amante de la información y de su tratamiento, busco siempre cómo resolver grandes problemas con pequeños scripts.